miércoles, 27 de octubre de 2010

PARADOJA DE LA PREDESTINACIÓN

La paradoja de la predestinación es una paradoja que establece que todos los actos que están ocurriendo y que van a dar lugar a un resultado futuro, no pueden ser modificados de ninguna manera. Lo que tiene que ocurrir, ocurrirá, es inevitable.

Esto nos lleva a pensar en diversos temas, como por ejemplo:
La relación que tenemos con las personas a lo largo de nuestra vida, si todo está predestinado a ocurrir de una manera, hagamos lo que hagamos, queramos o no queramos, estaremos dando como resultado la acción que va a ocurrir y que es inevitable.

Todo está matematizado y mecanizado, con lo que no puede ser alterado por nada ni por nadie. Este concepto choca con la teoría del libre albedrío.

Acoplando lo anterior al sistema filosófico llamado fatalismo, la paradoja de la predestinación es el eje principal del dogma, ya que éste argumenta que la voluntad del hombre no está por encima del curso único que debe seguir el destino.

Según la teoría de la predestinación, el hombre, como ser dotado de una capacidad de transformar el mundo, se ve imposibilitado para cambiar el curso único e inamovible que tiene nuestro futuro. Nuestros actos y nuestra voluntad se ven subyugados al poder de una entidad superior. Dicha entidad tiene establecido cómo deben suceder las cosas y en qué momento deben suceder. La paradoja de la predestinación asegura que el destino es inmutable y no posee variación, se mantiene tal cual como está escrito y planeado. No hay excepción.

Por ejemplo, si uno decide no hacer algo para cambiar el mundo, esto ya estaba predestinado a suceder (el hecho de haber decidido no hacerlo). Esta paradoja está especialmente presente en religiones como la católica y otras religiones ortodoxas, donde por un lado el libre albedrío es parte del canon religioso y por otro lado existen profetas que anuncian algo que va a ocurrir. La teología católica demuestra que hay una solución posible a esta paradoja proponiendo que todo el espacio-tiempo, y por tanto el tiempo mismo, es parte de la creación de Dios, de tal manera que Dios vive en la Eternidad donde el tiempo no existe y que desde dicha eternidad tiene la capacidad de ver la integridad del tiempo, lo que para nosotros ocurrió, lo que está ocurriendo y lo que ocurrirá, aún cuando lo que ocurrirá sea la consecuencia de nuestras decisiones, y es desde esa perspectiva especial que puede comunicar a sus profetas lo que ocurrirá, sin que esto modifique el libre albedrío. Otras veces, los profetas dicen "lo que va a ocurrir" si se mantiene una conducta, en ese caso la paradoja no existiría porque se trataría de una profecía condicional. En esta teoría teológica se dice que el presente es el punto donde el tiempo y la eternidad se tocan.

10 comentarios:

Argax dijo...

La predestinación, que diría mi abuela imaginaria, atea recalcitrante, es para los vagos y para los curas.

Interesante reflexión que tengo que releer, disculpa el alocado comentario, pero es lo primero que me ha venido a la mente.

Un saludo.

Kina dijo...

Argax, tu abuela imaginaria tiene razón. Además, es una postura cómoda y para vagos, sí señor. Pero a veces ocurre que, por mucho que tú intentes hacer que algo suceda como tú deseas, no es así, existe una fuerza desconocida, muy puta la verdad, que rompe tus propósitos. Hasta qué punto influimos en lo que el destino nos depara... quién sabe? Tal vez no sólo estamos predestinados, más bien condenados.

Saludos

Butterflied dijo...

A veces he pensado en la predestinación, en que todo lo que hacemos y supuestamente elegimos ya estaba escrito. Pero me niego a creer que nada de lo que hago es por voluntad propia, acabaría emparanoiada y suicidándome. Y luego mi alma seguiría atormentada porque mi suicidio también estaba predestinado y no me podría reencarnar y todo sería una caca. Ok, esta última frase es una gilipollez, pero son las 3 de la mañana y voy puesta de diazepam.

Neurona contradictoria dijo...

Estamos predestinados a escribir estos comentarios? Como nos hagamos esta pregunta por todo, hasta si el pedo que me echaré dentro de un rato estaba predestinado es muy heavy no?xD

El caso, la frase...''Otras veces, los profetas dicen "lo que va a ocurrir" si se mantiene una conducta'' es bien cierto. Un buen ejemplo es el cambio medioambiental. Unos dicen que nos cargaremos la tierra (libre albedrío y destino según la tratemos no?); pero otros que a la tierra se la rempampimfla, que se destruirá cuando 'ella decida'.

Y bueno Butterflied, si ya entramos en temas de reencarnación, sí, me apunto al suicidio contigo porque también es un tema y creencia super compleja.
No tengo Diazepam pero también es buen momento para dormir..jeje

Próximo tema Kina reencarnación!tienes para rato!
Un saludo!

Lobadiz dijo...

No me gusta creer en una visión tan determinista, quizás sea cierto, pero... que triste entonces no?

Anónimo dijo...

porque se le teme a la predestinacion y se le llama cosas de vagos? Es una conclusión nuestra o aprendida? Existe una verdad inmutable, o hay libre albedrío o hay solo predestinación.
No son conceptos que puedan ser mezclados, ya que cada uno tiene su definición, si no existiría un tercer concepto con nombre propio, pero...lo hay acaso? o son solo filosofías? tenemos información que suponemos es inspirada por un ser superior y donde se dice que el es soberano sobre todo. Si se ha de llegar a una conclusión hay que estudiar las fuentes y no emitir opiniones porque eso es lo que sentimos o fue lo que nos dijo la abuelita.

Anónimo dijo...

La predestinación existe y el libre albedrío también, son términos paralelos y no divergentes.
Lo que tenga que ocurrir, ocurre sin más, sin embargo con nuestro libre albedrío, podemos elegir la actitud en cuanto a sus resultados: Cielo-infierno, bien-mal,positivo-negativo,suerte-infortunio,ying-yang,felicidad-infelicidad. Si toda la población supiese esto...¿cómo sería la experiencia de la vida en este planeta?

Anónimo dijo...

Pues sí, la predestinación y el libre albedrío van de la mano, uno no podría existir sin el otro, es Ley de Polaridad, todas las verdades solo son medias verdades y todos los extremos se juntan. Lo mismo que se juntan nuestros dos hemisferios cerebrales, a través del cuerpo calloso, pero está claro, que la gran mayoría de nosotros tiene una gran desconexión entre ambos, así pues vivimos en el mundo de la polaridad y de la dualidad. Cada hemisferio cerebral registra la mitad de la realidad, pero al no estar bien unidos, o que tan solo funcione uno de los dos, hace que solamente veamos verdades parciales e incompletas. Esto es algo muy dificil de asimilar para la gran mayoría de gente, solamente se puede conseguir cuando ambos hemisferios funcionan unidos, ésta es la unidad, pero mientras tanto solamente somos dos, estamos divididos en dos, pues solamente vemos la mitad de la realidad completa.

DF. Nomemientas Gavilán dijo...

Totalmente de acuerdo con los dos últimos comentarios, de la misma forma que el día no podría existir sin la noche, ni la luz sin la oscuridad, así tampoco podría existir el libre albedrío sin la predestinación. La vida es una paradoja en su totalidad, no solamente en el destino sino en todos los aspectos. Por algún motivo tenemos dos hemisferios cerebrales, cada uno procesa la mitad de la información, del mismo modo que para nacer necesitamos de un padre y una madre. Yo puedo decir que la predestinación existe y es real, como media verdad que complementa la otra media.

Anónimo dijo...

Muy cierto, todas las verdades solo son medias verdades, pero al estar viviendo en el mundo del autoengaño y de la polaridad solamente vemos media verdad. La verdad completa tan solo pueden verla algunas personas, las que saben unir las dos medias. La predestinación existe para el alma, pero el ego no lo quiere admitir, el ego prefiere pensar que tiene un total libre albedrío, lo cual no es cierto como se puede ver en muchísimos momentos de la vida. No siempre, o casi nunca, suceden las cosas como pretendemos que sucedan.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...