viernes, 28 de agosto de 2009

COLUMPIÁNDOME

Columpiarse, ignorar presentes dolorosos, ver la vida desde arriba sin miedo, abandonarse a un vaivén que finalmente se convierte en inercia sanadora, oscilar entre lo verdadero y lo falso, reirse de todo y llorar por nada, meter la pata y también el brazo pero estar contenta, bailando en el aire, meciéndote en la indiferencia o la ingenuidad. Movimiento necesario para renacer y ser la de antes.

Columpiarse, cometer un error que podría ser tu salvación. Dudas ante tanta indecisión. Sólo quiero moverme sin hacerme tantas preguntas. Rápido. Más rápido, que no temo la caída, peor es permanecer inmóvil. Me columpio, nos columpiamos, sincronizamos nuestros moivmientos e impulsos para ver la vida desde la misma perspectiva, tocando el cielo con nuestros pies, jugando a cazar estrellas.

Columpiándome floto en sus sueños. Me columpio en sus pensamientos. Se columpia sobre mi vida. Ahora aquí, ahora allá. Porque el dolor se columpia en el olvido.

1 comentario:

Laurita dijo...

Bien pequeña,bien!!! un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...