miércoles, 21 de marzo de 2012

7 ANIMALES CON UNA VIDA SEXUAL NEFASTA

La vida sexual de algunos animales no siempre es tan satisfactoria como podría pensar. El portal "Cracked" contiene una lista de los que lo tienen peor. Muerte, dolor, riñas y esclavas sexuales no son una excepción en el Reino animal.

El pene del escarabajo brúquido, asesino de hembras

La hembra del escarabajo brúquido no goza en el apareamiento. De hecho, en muchos casos muere a causa del pene del macho, cubierto de espinas, que en el mejor de los casos deja a la hembra con los genitales destrozados, y en el peor, la mata.

Los testículos del hormiguero espinoso se inflan al menos un 200% durante la época de apareamiento.

El hormiguero espinoso es un animal solitario y el macho únicamente se aparea, si tiene suerte, una vez al año. La peculiaridad del macho es que tiene los testículos internos que, durante la época de apareamiento aumentan un 200% su tamaño y le provocan una dolorosa inflamación. Para rizar el rizo, si no consigue consumar, tendrán que pasar diez meses hasta que pueda volverlo a intentar.


Los macacos acaban a mordiscos después de la mitad de sus encuentros sexuales

Los macacos han aprendido que el mejor momento para atacar a un macho dominante y ganarle terreno es cuando está más vulnerable: durante el orgasmo. Es por eso que, según un estudio publicado en el "NewScientist", más de la mitad de encuentros sexuales entre macacos acaban con una pelea.

Los ácaros trombídidos se lo hacen ellos solitos

El ácaro rojo tiene un ritual de apareamiento curioso. El macho y la hembra ni tan solo se ven. El libera su semen en su "jardín del amor" (una especie de construcción diseñada para atraer a las hembras) y luego se va. Después ella llega y se impregna. Eso los convierte en orgullosos padres, que ni se conocen.


El ''Histiostoma murchiei' nada más tiene tiempo para un incesto rápido

La hembra de este ácaro cria un macho y justo en el momento de nacer le sirve de "esclavo sexual". Después de ésto, la madre puede tener las auténticas crías, alrededor de unas quinientas. El macho no las llega a conocer, porque muere antes.


El gusano marino, encarcelado en el cuerpo de la hembra

Los gusanos verdes marinos nacen sin sexo definido. Este se define una vez que nacen: si caen sobre otra hembra, serán machos, de 1 a 2 milímetros. Si llegan a tierra, seran hembras, de 15 centímetros. Las hembras atrapan a los machos dentro de su cuerpo para utilizarlos de surtidor de semen.

La araña de espalda roja se come al macho durante la cópula

El macho de esta especie de viuda negra australiana es mucho más pequeño que la hembra y, literalmente, da su vida por la descendencia. Ofrece su abdomen a la hembra para que ésta lo vaya vaciando hasta su muerte. Una vez que muere el macho, la hembra puede almacenar suficiente semen para seguir teniendo descendencia del mismo padre durante toda la vida.

fuente: www.ara.cat



Arma letal genital. El pene espinoso del escarabajo brúquido (Callosobruchus maculatus)

1 comentario:

AntWaters dijo...

Desde luego no hay vida sexual no lubricada que no encuentre consuelo en esta entrada xD

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...