lunes, 11 de enero de 2010

SOBRE EL DINERO

"Dicen que el dinero lo da todo. No es verdad. Se puede comprar alimento, pero no el apetito; medicinas, pero no la salud; un lecho cómodo, pero no el sueño; conocimientos, pero no la inteligencia; apariencias, pero no el bienestar; diversión, pero no el placer; conocidos, pero no la amistad; sirvientes, pero no fidelidad; cabellos canos, pero no el honor; días tranquilos, pero no la paz; Con dinero se puede comprar la cáscara de todo, pero no el grano. Eso no lo da el dinero. "

Arne Garborg


6 comentarios:

Cris dijo...

No lo da todo, pero, tristemente, da tanto...
Besos.

Vanne dijo...

Muy cierto, y algunas personas deberían darse cuenta de ello, y dejar de ser tan superficial!
Muy buena entrada:)
Besos.

Kina dijo...

Sí... No lo da todo pero da mucho. Puestos a llorar, mejor llorar en un ferrari, jejeje

Eddie B. Bardot dijo...

Puede que no nos haga completamente felices, pero siempre ayuda :)

Ángeles Hernández dijo...

El dinero no da la felicidad , es cierto , pero sólo cuando están cubiertas las necesidades básicas de salud, alimento, techo y sustento.

A partir de aquí, al parecer todo incremento de capacidad adquisitiva, produce un aumento transitorio de la sensación de felicidad, para , una vez adaptados a la nueva situación , considerar como normal lo que se tiene y no dar valor a lo que se mejoró.

O sea que si me suben el sueldo 1000 euros, partiendo de la base de que no soy muy desgraciada porque tengo para comer, mis hijos pueden ir a la escuela y la disentería no me consume, estaré encantada durante cuatro o cinco meses. Una vez creadas las nuevas necesidades que mi incremento salarial me han concedido, volveré a ser ten feliz o desgraciada como antes.

El que tiene tres ferraris quizás sienta que no puede comprarse un pasaje a la luna.

Todo eso , sin profundizar en la cantidad de cosas que se dicen en esta entrada "sobre el dinero":
dignidad, amor, amigos etc, etc, son gratis ( aunque ¿Quépuede importaar la dignidad cuando el hambre corroe las entrañas: v.gr: Haití).


Caramba, vaya rollo que he soltado. glup. perdón.

Kina dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Ángeles. Y para nada me parece un rollo, al contrario, me gusta mucho conocer la opinión del resto y contrastarla con la mía.
Es cierto, la ambición del hombre parece no conocer límites. Me puedo considerar afortunada de tener mi ambición controlada, mis padres no son nada materialistas y sé valorar lo que tengo aunque lo que posea para muchos, no sea suficiente. Ya lo dijo Oscar Wilde: "La ambición es el último refugio del fracaso".

Besotes!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...