lunes, 2 de junio de 2008

ORIGEN DEL BESO

El beso (del latín “basiu”) no nació como expresión de amor o afecto. Difícil creerlo pero así es.

Hay varias teorías sobre el origen del beso:

1. Una ley romana que prohibía tomar vino a las mujeres: al llegar a casa, cada marido obligaba a la suya a exhalar su aliento, mientras acercaba sus labios a los de ella, para cerciorarse de que no hubiera bebido.

Todo comenzó cuando Rómulo, primer rey de Roma, prohibió a las mujeres beber “temetum” (vino puro) y estableció por ley para ellas la absoluta abstinencia, para garantizar su rectitud de conducta.

La ley era muy dura: “Mulier si temetum biberit domi ut adulteram puniunta”, decía, lo que puede traducirse como “si una mujer bebe vino en casa, ha de ser castigada como una adúltera”.

2. Se habla también de que su origen se remota hasta el hombre del Cromagnon, cuando la mujer del Cromagnon alimentaban a sus crías másticando la comida hasta hacerla puré que luego pasaba de su boca a la de su pequeño.

3. Otras interpretaciones buscan el origen del beso en el impulso de succión del bebé.

4. El mordisco amoroso de las tendencias canibalísticas o bien, la costumbre de tribus primitivas a olfatearse y olerse.




Algunas curiosidades acerca del beso:

Hay un dicho que asegura que si logras hacer un nudo con el tallo de la cereza sólo con tu lengua, sin tocarlo con las manos, significa que sabes besar bien.

El primer beso de película fue entre John C. Rise y May Irwin en el film llamado “El beso”, allá por 1896.

El beso más largo filmado en la historia del cine fue entre Jane Giman y Regis Tommey, en la película You are in the Army now (1941). ¡Duró 3 minutos 5 segundos!

En Japón, los besos apasionados se dan en el cuello o en las manos, pero nunca en los labios.

En las islas Tinquia del Pacífico las muchachas jamás besan a sus amantes en la boca. A cambio pegan su nariz a la de su pareja y aspiran durante unos minutos.

Antiguas tribus africanas consideraban un peligro besarse pues creían que el alma se les podía escapar por la boca.

Al besar cerramos los ojos porque se produce una gran dilatación en las pupilas y el cerebro nos impulsa a entornarlos.

Existe una especie de peces, llamados "besadores" que nadan juntos largas horas, mientras mantienen sus bocas unidas.

Los esquimales acostumbran a frotarse la nariz en vez de besarse.

Durante el transcurso de un beso circulan por la saliva 9 mg. de agua, 0,7 gr. De albúmina, 0,18 gr. De sustancias orgánicas, 0,711 mg. de materias grasas, 0,45 mg. de sales, y un buen puñado de bacterias y enzimas.

Un beso quema de 3 a 12 calorías (se dice que besar durante unos diez minutos quema 150 calorías); que pone en movimiento 12 músculos labiales y 17 linguales, eleva por las nubes la secreción de hormonas y acelera las pulsaciones cardíacas de 70 a 140 por minuto.

El Kamasutra por su parte describe tres clases de besos: el nominal, en el que los labios apenas se tocan; el palpitante en el que se mueve el labio inferior, pero no el superior; y el beso de tocamiento, en el que participan labios y lengua.

El emperador Tiberio terminó prohibiendo el beso, pero los historiadores no se ponen de acuerdo si fue a raíz del escándalo o por el gesto de Judas, que entregó a Jesús marcándolo con un beso o bien, debido a una epidemia de herpes.

Entre los cristianos, el “ósculo santo” era una muestra de hermandad: en las Constituciones Apostólicas del siglo IV se cuenta que hombres y mujeres se sentaban a cada lado de la sala y que se saludaban, dentro de cada grupo, con “el beso del Señor”.

No fue hasta el siglo VI cuando el beso ya no solo era una muestra de afecto entre madre e hijo sino también entre los adultos, que luego se extendió por Europa y casi todo el mundo.

En la Edad Media, el hombre que besaba a una mujer era obligado a casarse con ella; y en épocas de la Revolución Industrial, se prohibió besar en la boca en público.

En la cultura Celta, se decía que el beso tenía poderes curativos.

En la primera mitad del siglo XX, Hollywood evitó los besos apasionados en el celuloide, pero en los años ‘60, la gente se tomó revancha y comenzó a darse besos “de película” en la calle.

Pero, lo que son las cosas!! Durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el gobierno chino ha dispuesto que serán detenidas las parejas que se besen delante de una cámara de vigilancia, ya que esto será interpretado como “secuestro o robo”.

2 comentarios:

Helena dijo...

Caramba,con los besos,pero claro ya lo cantaba Sara Montiel"Besame,besame mucho,como si fuera esta noche la ultima vez,besame,besame mucho,que tengo miedo a perderte,perderte despues..."

a p n e i c a dijo...

Interesante lo que nos cuentas y interesante que todavía en China andemos con esas. Demasiada importancia se le da en el sentido negativo al amor...

ahora nadie me besa, pero si alguien lo hace a partir de ahora será porque para mi es una maldita fiesta imparable.


moira

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...