sábado, 29 de marzo de 2008

DISTANCIA

La distancia que me duele y desgarra no son los 1129 kilómetros de Barcelona a donde estás tú… Es la distancia que impones absurdamente entre nosotras justo cuando empezaba a quererte y a pensar en ti día y noche, justo cuando derribaba muros y me despojaba de armaduras y candados en mi alma. Que íbamos a ser sólo amigas o amantes, eso quién podía saberlo! Pero jamás esperé esta triste retirada, cobarde e incomprensible. Hay que cuidar lo que se ama. Esto es lo que no espero del amor y de la amistad.

1 comentario:

a p n e i c a dijo...

a veces sencillamente no pueden
yo estoy sencillamente dejando marchar
hace meses
hasta que se me hinchen las narices
y no me vuelvan a venir a buscar cuando ya se pase todo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...