jueves, 28 de febrero de 2008

PSICÓPATAS

El otro día mientras escuchaba un programa de radio sobre psicología en el que hablaban sobre la psicopatía no pude evitar acordarme de mi última ex. Todas las características que definen este trastorno las tenía ella y además pude comprobarlo en mis propias carnes. Al principio crees que se trata de alguien extravagante, diferente, genial, porque no se muestran tal y como son hasta pasado un tiempo y porque, son grandes artistas del engaño y grandes seductores. El hecho es que creo que hay muchas personas así, que si te descuidas, pueden destrozarte la vida. Diversos estudios estiman que el 1% de la población es potencialmente psicópata. Esto no significa que lleguen a cometer graves delitos como por ejemplo, asesinatos, sino… ser un poco cabrones, malas personas que disfrutan haciendo daño o en su defecto, sienten total indiferencia por el daño causado.

Algunas características de las personas psicópatas:

Mentira y manipulación. Llegan a creerse hasta sus propias mentiras, con lo cual resulta muy difícil identificar a priori a estos elementos.

Culpabilidad cero. No pueden ver sus actos de manera errónea nunca. Falta de sentimientos de culpa y de vergüenza.

Estilo de vida parasitario. Se aprovechan de las personas más débiles.

Comportamientos infantiles habituales

Energía criminal potente. Pueden llegar a cometer actos criminales, pero no tienen porqué. Un jefe déspota e impío, puede ser un psicópata sin necesidad de matar a nadie.

Impulsividad. Falta de reflexión sobre las consecuencias de sus acciones. Son temerarios, precipitados, imprevisibles, erráticos e imprudentes.

Carecen de empatía y Suelen ser despectivos con sus víctimas.

Suelen ser personas inteligentes y ególatras, con una gran autoestima. Arrogantes. Poseen un encanto superficial considerable y una inteligencia promedio o por encima de la media.

No tienen escrúpulos. Ausencia total de remordimientos. Tienden a ser indiferentes y muy fríos. Muestran desdén hacia quien han hecho daño.

Necesidad de estímulos o propensión al aburrimiento, con lo cual buscan y viven situaciones extremas en ocasiones. No saben evaluar los riesgos y los repiten.

Ausencia de nerviosismo o de manifestaciones neuróticas. Aparente tranquilidad.

Razonamiento insuficiente o falta de capacidad para aprender la experiencia vivida. Fracaso en aceptar la responsabilidad de sus propias acciones.

Irresponsabilidad en las relaciones interpersonales.

Comportamiento fantástico y poco regulable en el consumo de alcohol y drogas.

No toleran el fracaso y menos aún la frustración. Se autocastigan fuertemente cuando quiebran sus propios valores.

Defensa aloplástica: sitúan la responsabilidad en los otros. Ellos no se sienten responsables.

Problemas de conducta en la infancia

Ausencia de autocontrol. Expresiones de irritabilidad, molestia, impaciencia, amenazas y agresión. Control inadecuado de su cólera y carácter. Actúan sin pensar.

Falta de real perspicacia e incapacidad de verse a sí mismo como otros lo hacen.

Ingratitud hacia cualquier consideración especial, de bondad o de confianza.

Comportamiento sexual promiscuo. Suelen tener relaciones breves, superficiales, y una selección indiscriminada de compañeros sexuales o varias relaciones mantenidas simultáneamente.Una vida sexual impersonal, trivial y mal integrada.


1 comentario:

ninfakeiti28 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...